Títulos o hechos

Escándalo en la wikipedia dicen los periódicos pues se ha descubierto que un moderador de la conocida enciclopedia había mentido en aspectos relativos a su curriculum ya que no era profesor de religión con experiencias en leyes sino que era un estudiante universitario.

Gracias a esto podemos observar un fenómeno muy relacionado con la cooperación que es la reputación:

Dentro y fuera de la red el poseer determinadas titulaaciones otorga un cierto status o reputación a quen la posee que hace que el resto de personas valore especialmente las opiniones de dicha persona y que se le considere capacitada para desempeñar determinadas actividades relacionadas con el campo de la titulación.

Esta no obstante no es la única forma de lograr esta reputación ya que es posible que mediante los hechos o mejor dicho mediante la difusión de los relatos de las acciones llevadas a cabo por una persona se pueda generar también esa reputación. El problema de este método es que hoy en día aun no existen instituciones que puedan garantizar la veracidad de los hechos relatados, mientras que un título si viene respaldado por una institución académica.

Un curriculum vitae es un ejemplo magnífico de ambas vías de creación de reputación. Por un lado está la formación académica y por otro lado la experiencia laboral/profesional. Hoy en día experimentamos un fenómeno denominado coloquialmente “titulitis”.

Es decir el deseo de una gran cantidad de individuos de poseer un título universitario y el hecho de que los logros y por tanto la reputación que crean solo son tenidos en cuenta si vienen acompañado del susodicho título (En el caso de enormes logros puede haber excepcicones).

En este aspecto aparece uno de los múltiples debates que pueden salpicar esta cuestión. ¿Dado que en Internet se puede guardar un registro fiable de las acciones de un usuario es reaalmente tan importante la titulación?

Los defensores del joven universitario defienden que no es tan importante si posee dicha utilización que que si realizaba bien su tarea y se muestran contrarios a algunas medidas que se pueden gestar a raíz de esta polémica para verificar la identidad de estos moderadores y las titulaciones qque dicen poseer pues creen que atenta contra un pilar básico de la red que es la posibilidad de mantener el anonimato.

No es la primera vez que la imposibilidad de verificar la identidad del autor de una determinada información o transacción genera problemas de confianza o como en este caso claros engaños, pero no parece haber buenas soluciones:

a) Se podría acabar, para ciertas cuestiones, con el anonimato de los usuarios pero como ya he dicho atentaría contra un valor muy importante de la red.

b) Se podría renunciar a buscar referentes fuera del “ciberespacio” y construir la reputación y la confianza en las personas que quieran mantener su anonimato solo a raíz de los registros que hubiera de sus “ciberidentidades”.

C) Y por último una idea friki que se me ha ocurrido en clase y es que podría surgir en el futuro algún actor privado (ONG, Fundación Empresa) que sirviera de “filtro”. Es decir, el usuario se podría acercar a dicha organización y le pediría que certificara que su ciberidentidad posee los méritos que posee fuera del ciber espacio (acreditándolos documentalmente ante dicho actor privado) pero que mantuviera oculta su identidad real.

Así por ejemplo cuando yo me licenciara podría ir a ese actor privado y decirle, Oiga quiero crearme un usuario que se llame Observador-participante y aquí le traigo mi título de politólogo, así si alguna vez alguien dudara de si Observador-participante es licenciado o no tendría el certificado de dicha institución pero no sería necesario el exponer al resto de la red mi identidad.

¿Qué opinais? ¿Se puede encontrar un punto de compromiso? Si no se puede ¿Que es más importante la credibilidad o el anonimato

Salud!

Una respuesta to “Títulos o hechos”

  1. Ottinger Says:

    Esto me recuerda a aquella frase que pronuncia Toulouse Lautrec en la película “Moulin Rouge” (la original, no la de la Kidman): “Hay gente que va al Louvre y sólo le da valor a lo que ve cuando lee en el latón del marco el nombre del pintor”.

    Por cierto, este blog me boicotea. Cada vez que comento no me lo publica. Ya sé que soy potencialmente dañino pero uno tiene sentimientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: