Archive for the ‘distopia tecnologica’ Category

Dependencias tecnológicas

mayo 9, 2007

La tecnología se parece mucho al simbionte que se le une a Spiderman (haceos un favor a todos y por favor no veáis en el cine la tercera parte):

Al principio puede sernos muy útil, y está llena de utilidades, nuevas funcionalidades mayor comodidad. Pero existe otra cara que pocas veces reflexionamos y es que a base de incorporar el uso de numerosas tecnologías a nuestra vida cotidiana nos vamos volviendo poco a poco dependientes de su uso.

El ejemplo más claro es el del teléfono móvil. Hace diez años era un elemento que estaba al alcance de pocos y aun así todo el mundo era capaz de hacer su vida de forma normal, la gente era capaz de quedar y de mantenerse en contacto sin aparentemente demasiados problemas. ¿Alguien ha probado a estar sin teléfono móvil ahora? Puedo contar 3 casos que han sucedido actualmente:

  • A mi jefe le robaron el móvil, y decidió convertirse en un obre liberado de las cadenas de la tecnología. Trabajo en una tienda de cómics y de ocio relacionado y mi jefe es el dueño. Pues bien, él vive liberado de las cadenas de la tecnología y la tiranía de las llamadas y del SMS pero los empleados y su mujer estamos pensando en recoger firmas para obligarlo a que vuelva al redil.
  • Recientemente he estado con unos amigos en Amsterdam de viaje y el caso es que dormíamos en hoteles separados. Por casualidades de la vida, nos quedamos sin saldo quienes dormíamos en mi hotel y los otros se retrasaron. El caso es que a todos nos produjo bastante angustia el hecho de no ser capaces de ponernos en contacto y de lo jodidamente difícil que era encontrar un cabina y aun más que funcionara con monedas.
  • Por último, mi móvil está roto y solo puede enviar y recibir SMS y hacer llamadas de vez en cuando ya que la mayoría de las veces mi interlocutor es incapaz de oir lo que digo pues debe estar el microfono estropeado. Es un verdadero fastidio que obviamente se puede paliar cuando tienes saldo enviando un sms y explicando la situación pero ¡AY! de ti si no tienes saldo

Este último caso, encaja con otra de mis actuales dependencias tecnológicas que es la tarjeta de débito que no sé muy bien porque un día encontré cortada en dos perfectas mitades en el interior de mi cartera. El caso es que antes de tenerla yo era perfectamente capaz de administrar mi dinero, es cierto que mucho se lo pedía a mi madre cuando lo necesitaba, pero yo tenía los mecanismos de obtenerlo de una forma u otra y también es cierto que desde aquel tiempo ha pasado bastante tiempo, tengo más gastos, mi vida es más compleja pero aun así he tenido verdaderos problemas para administrarme, por poner un ejemplo no he recargado el teléfono móvil porque en mi rutina ya no está hacerlo en una tienda o en un kiosko lo que me supone un tremendismo fastidio tener que hacerlo.

Y esto es lo que me ha motivado esta reflexión ¿Os pasa lo mismo a alguno de vosotros?

Salud!

Anuncios

¿Dónde está mi derecho a pataleo?

marzo 27, 2007

Aprovecho hoy para inaugurar una nueva sección en el blog “distopía tecnológica”. Con este nombre tan rimbombante nobro una sección de este blog donde ,para variar, hablaremos de los efectos perjudiciales que traen las nuevas tecnologías.

La historia de este post sucede el viernes pasado cuando a medio día, mientras mantenía una conversación telefónica súbitamente mi casa se quedó sin telefono. Esperé un rato y al ver que no volvía el telefono y que ninguno de mis familiares tenía ninguna intención de llamar, pues decidí llamar al 1004. Cual sería mi sorpresa cuando una voz de un sistema automático de recepción de llamadas me va pidiendo una serie de datos como mi número de teléfono para que finalmente me facilite un número de averías y me diga:
– Su teléfono tiene una avería, estamos intentando solucionarlo disculpe las molestia
Tuuu tuuu tuuu tuuu (onomatopeya que indica que me cuelgan)

Pero yo soy tenaz, bueno más bien cabezón así que llamo al teléfono de averías donde siniestramente vivo un proceso similar, un ordenador que me pide una serie de datos, los facilito y al final el mismo ordenador que no me facilita ningún otro teléfono pero que me dice que mi teléfono está estropeado que lo siente mucho y que me cuelga.

En ningún momento se me ofreció hablar con una persona, no se me ofreció la posibilidad de solicitar más información, ni de poner una queja, no recibí ningún tipo de feedback ni la sensación, aunque fuera falsa, de preocupación de la empresa por no estar prestándome el servicio. Joder ni siquiera me pude poner borde con quien me atendía;bueno podría haberlo hecho con el ordenador pero no creo que le hubiera importado demasiado. En definitiva cuando colgué me pregunté ¿Dónde está mi derecho a pataleo?

¿Alguien se ha sentido alguna vez así?