Archive for the ‘teléfonos móviles’ Category

Dependencias tecnológicas

mayo 9, 2007

La tecnología se parece mucho al simbionte que se le une a Spiderman (haceos un favor a todos y por favor no veáis en el cine la tercera parte):

Al principio puede sernos muy útil, y está llena de utilidades, nuevas funcionalidades mayor comodidad. Pero existe otra cara que pocas veces reflexionamos y es que a base de incorporar el uso de numerosas tecnologías a nuestra vida cotidiana nos vamos volviendo poco a poco dependientes de su uso.

El ejemplo más claro es el del teléfono móvil. Hace diez años era un elemento que estaba al alcance de pocos y aun así todo el mundo era capaz de hacer su vida de forma normal, la gente era capaz de quedar y de mantenerse en contacto sin aparentemente demasiados problemas. ¿Alguien ha probado a estar sin teléfono móvil ahora? Puedo contar 3 casos que han sucedido actualmente:

  • A mi jefe le robaron el móvil, y decidió convertirse en un obre liberado de las cadenas de la tecnología. Trabajo en una tienda de cómics y de ocio relacionado y mi jefe es el dueño. Pues bien, él vive liberado de las cadenas de la tecnología y la tiranía de las llamadas y del SMS pero los empleados y su mujer estamos pensando en recoger firmas para obligarlo a que vuelva al redil.
  • Recientemente he estado con unos amigos en Amsterdam de viaje y el caso es que dormíamos en hoteles separados. Por casualidades de la vida, nos quedamos sin saldo quienes dormíamos en mi hotel y los otros se retrasaron. El caso es que a todos nos produjo bastante angustia el hecho de no ser capaces de ponernos en contacto y de lo jodidamente difícil que era encontrar un cabina y aun más que funcionara con monedas.
  • Por último, mi móvil está roto y solo puede enviar y recibir SMS y hacer llamadas de vez en cuando ya que la mayoría de las veces mi interlocutor es incapaz de oir lo que digo pues debe estar el microfono estropeado. Es un verdadero fastidio que obviamente se puede paliar cuando tienes saldo enviando un sms y explicando la situación pero ¡AY! de ti si no tienes saldo

Este último caso, encaja con otra de mis actuales dependencias tecnológicas que es la tarjeta de débito que no sé muy bien porque un día encontré cortada en dos perfectas mitades en el interior de mi cartera. El caso es que antes de tenerla yo era perfectamente capaz de administrar mi dinero, es cierto que mucho se lo pedía a mi madre cuando lo necesitaba, pero yo tenía los mecanismos de obtenerlo de una forma u otra y también es cierto que desde aquel tiempo ha pasado bastante tiempo, tengo más gastos, mi vida es más compleja pero aun así he tenido verdaderos problemas para administrarme, por poner un ejemplo no he recargado el teléfono móvil porque en mi rutina ya no está hacerlo en una tienda o en un kiosko lo que me supone un tremendismo fastidio tener que hacerlo.

Y esto es lo que me ha motivado esta reflexión ¿Os pasa lo mismo a alguno de vosotros?

Salud!

Anuncios

¿Por qué un niño de 10 años tiene móvil?

marzo 22, 2007

El otro día en una reunión de evaluación del grupo de ocio y tiempo libre de cruz roja en el que hago un voluntariado salió el tema de que casi todos los chavales del grupo de 10 años tenían teléfono móvil. Hay que contextualizar y decir que este voluntariado lo hago en Majadahonda, un pueblo de la Comunidad de Madrid con una población de la Comunidad de Madrid cuyos habitantes de media tienen un alto poder adquisitivo.

Ayer con mi novia miraba un catálogo de teléfonos móviles y había un teléfono cuyas características (a parte de un diseño claramente infantil) incluía un botón para llamar directamente a “papa” otro a “mama” y la posibilidad de incluir hasta 20 números en agenda.

Ella y yo coincidíamos en que nos surgían dudas de ¿Para qué necesita un niño un teléfono móvil así, si es obvio que si necesita una tecla específica para papa y otra para mama no debería de estar nunca solo?
No veo una explicación fácil, podría salirme la vena izquierdista y hablar del capitalismo postfordista que nos incluye en una nube de consumo maligna y nos vuelve gilipollas a todos, niños incluidos (teoría que no termino de descartar).

No obstante investigando sobre el teléfono encuentras la siguiente descripción en una web sobre el susodicho teléfono:

Para los que quieren estar en contacto con sus hijos, un teléfono seguro, sencillo, protegido, adaptado y económico en definitiva el teléfono ideal para tus hijos. Es seguro, porque permite a los padres saber en todo momento con quién habla o se intercambia mensajes el niño.Es sencillo, porque permite llamar de modo directo y fácil. Está protegido, ya que no se puede acceder a ningún tipo de contenido multimedia o a portales wap o web, debido a que el teléfono no está habilitado para este tipo de servicios. Está adaptado al uso de los niños debido a su robustez y resistencia y al divertido aspecto de las 4 carcasas diferentes de Disney para elegir, en el caso de Vodafone Mini VM1 su divertido aspecto del juego de luces del que dispone. Es económico, ya que los servicios Vodafone permiten a los padres una gestión completa del gasto.

Las negritas son mías, para mostrar que la publicidad del termial móvil no está orientada a los niños, sino para los padres y que en todo momento trata de mostrar el teléfono móvil como un elemento seguro para los niños y que ayuda a reforzar la capacidad de control y protección de los padres. Una explicación para este fenómeno podría ser que los padres al pasar cada vez más tiempo lejos de sus hijos (aumento de jornada laboral, incorporación de la mujer al mercado de trabajo etc), obtienen con el teléfono móvil una sensación de control sobre el hijo al saber que se puede estar en contacto y ejercer un cierto control en cualquier momento sin la “necesidad” de estar presente.

Pero esto no explica el porque los niños quieren uno ,más que nada porque no son el objetivo de la publicidad porque un padre le puede comprar el teléfono a su hijo y éste dejarlo en casa olvidado como hacen con otras tantas muchas cosas como juguetes o videoconsolas que ya no les divierten o interesan. Puede ser que sus padres les obliguen a llevarlo o quizás el hecho de ver que todos los adultos llevamos uno haya hecho que en su construcción mental de lo que significa “ser mayor” el móvil sea un elemento importante (y todos los niños en cierta forma juegan a ser mayores), quizás el hecho de poseer uno sea un símbolo de <a href=”http://es.wikipedia.org/wiki/Estatus_social”>estatus</a&gt; entre el resto de los niños.

¿Vosotros que pensáis?

Llamadas perdidas

febrero 27, 2007

En el libro multitudes inteligentes hablan sobre que los jóvenes muchas veces nos enviamos SMS con nuestros amigos cercanos, para indicarnos que nos acordamos de ellos, nada que objetar estoy de acuerdo con ello y es algo que reconozco en mi mismo.

No obstante, estando ya en el último tercio del libro y presumiendo que no va a aparecer echo en falta el que el autor reflexionara también sobre los “toques” que son las llamadas perdidas que hacemos muchas veces dejando sonar solo un tono del teléfono y por tanto no dando tiempo a coger el teléfono a la otra persona. Reconozco que no sé si es un fenómenos exclusivo de mi país, España, pero en mi opinión aquí se utilizan para infinidad de cosas y por lo tanto pueden tener tantos significados no solo como aquellos fijados socialmente sino privada y puntualmente entre los interlocutores.

Hay muchos ejemplos:
“Hazme una perdida cuando llegues a casa”, “Si te queda poco saldo hazme una perdida y te llamo”, “Cuando llegues hazme una perdida y salgo a buscarte”, “Si vienes hazme una perdida”, “Cuando leas esto hazme una perdida” y cientos de otros significados que puede tener esta práctica que no sería posible sin la aparición de la telefonía móvil.

Incluso también cumple una función de “me acuerdo de ti” como los SMS. No es extraño entre grupos de jóvenes el darse “toques al móvil” con la simple intenciónde decir “Ey me acuerdo de ti” y de pasar un poco el rato mientras van seleccionando a las personas de su agenda a las que llamarán. Además como es gratuito (siempre y cuando no salte un contestador) se puede ampliar el número de personas con las que se practica, mientras que se reservan los SMS para gente más allegada (es lo que tiene que valga dinero).

Y tu ¿Para qué usas las llamada perdidas?

Salud!